Publicado: 20 de Marzo de 2014

          Vamos a explica como acuchillar un parquet barnizado, con un desgaste por el tiempo entre medio y alto. Cuando hablamos de acuchillar nos referimos a lijar con una maquina específica para suelos de madera, llamada acuchilladora. Nosotros os aconsejamos una maquina con lija de banda, del tipo Hummel ya que, aparte de que es una maquina alemana de mucha calidad, planifica el pavimento, tiene una muy buena aspiración de polvo, es bastante sencilla de manejar y las lijas se colocan muy fácilmente accionando una palanca tensora (sin las molestias de tener que tensarlas con tuercas y llaves). Tan bien utilizaremos una maquina de disco para lijar las orillas (donde no llega la acuchilladora), del tipo orillera Elan o Flip, tan bien alemanas y con aspiración de polvo.

            Lo primero que tenemos que hacer es comprobar que no tenemos ninguna tablilla suelta, golpeando suavemente y fijándonos si suena a hueco en las que tengamos sospechas. Las que encontremos sueltas, si las hubiese, las pegaremos con Lyssolen cola F-19 o con Pattex SP-101, esperando a que seque bien, ya que si las lijamos antes se despegaran con la vibración de la maquina.

            Posteriormente lijaremos el suelo con la acuchilladora montando una lija de banda, tipo Ersta, del grano 24. Para esta lija pasaremos la maquina primero hacia delante y luego hacia detrás (observareis que cuando pasáis la maquina hacia detrás, esta ira recogiendo el serrín del suelo) y de derecha a izquierda, como por carriles, y procurando atacar la madera de manera cruzada al sentido de su beta, para facilitar su lijado. Con esta primera lija dejaremos el suelo sin barniz y planificado. Aquí nos fijaremos si quedan huecos entre las tablillas, ya que será el momento de emplastecerlos con masilla Lyssoplast, que utiliza el mismo serrín para darle el color y la consistencia. Es muy importante dejar secar bien este emplaste antes de la siguiente lija, ya que podría dejar restos pegados en la lija con el riesgo de marcar la madera.

            El siguiente paso es montar una lija tipo Ersta del grano 60. Con esta lija quitaremos la rugosidad que nos ha dejado en la madera la lija de grano 24. La técnica será la misma que con la lija anterior, pero intentaremos pasarla de manera cruzada a las que hicimos con la lija más gruesa, esto nos volverá a facilitar el lijado.

            La siguiente lija será de grano 100 y nos servirá para alisar la madera, utilizando la máquina de la misma manera. Esta vez procuraremos pasarla en el sentido de la veta de la madera, para que deje el poro de la madera lo más cerrado posible. Esto es importante ya que de ello depende el acabado y el brillo del barniz acabado, pudiéndose hacer incluso con lija más fina.

            Se puede variar el grano de todas o algunas de las lijas, dependiendo del estado del parquet y o del tipo de madera que tenga el suelo.

            Es muy importante que cuando se esté lijando con la acuchilladora se baje el rodillo de esta cuando empecemos a mover la maquina y lo subamos antes de parar la maquina. “Nunca puede estar el rodillo tocando el suelo cuando la maquina no está en movimiento” ya que nos dejaría una marca en el suelo muy difícil de quitar.

            Después de lijar con la acuchilladora nos dispondremos a lijar las orillas. Al igual que anteriormente, utilizaremos una lija tipo Ersta del grano 24, pero de disco. Lijaremos las orillas procurando no apretar en exceso la orillera contra el suelo, ya que corremos el riesgo de quemar la madera.

            La siguiente lija que utilizaremos para las orillas será de grano 80. Con esta lija, normalmente, se queda el suelo terminado de lijar. Para las esquinas, donde no llega el disco de la maquina, hay que utilizar unos raspadores especiales para parquet.

            A continuación barreremos bien el suelo, dejando que el polvillo de serrín se cuele en las pequeñas ranuras que hubieran podido quedar entre las tablillas.

            El siguiente paso es aplicar una mano de barniz Fondo Lyssolen de poliuretano o barniz hydroliss de poliuretano al agua, si no queremos que huela. Este último es de muy fácil aplicación. Cualquiera de los dos barnices se pueden aplicar con una paletina grande del tipo canaria o con un rodillo del tipo velour. Dejaremos un mínimo de 5 horas de secado.

            Posteriormente pararemos una lija del tipo Ersta de grano 240, con la máquina de acuchillar, a todo el suelo. Con esto quitaremos el repelo que nos deja la primera mano de barniz y quedara suave para las capas de acabado. Las orillas las podemos hacer a mano, ya que no requiere demasiado esfuerzo.

            Ahora hay que dejar el suelo perfectamente limpio, aspirándolo bien con una aspiradora, preferiblemente del tipo Festool CT-33. Si fuese necesario pasaríamos un paño húmedo en disolvente (nunca en agua) para retirar perfectamente el polvo.

            Ya solo nos queda aplicar las últimas dos manos de barniz Lyssolen 88 de poliuretano o de barniz hydrolss de poliuretano al agua sin olor. Estos barnices se fabrican tanto en brillo como en satinado o en mate. Al igual que en el fondo utilizaremos paletina canaria o rodillo velour. Si utilizamos una paletina canaria procuraremos que sea la misma de la primera mano, ya que habrá soltado los pelos en esta mano y no nos dará este problema con el barniz de acabado. Entre estas dos manos de barniz dejaremos un tiempo mínimo de secado de 5 horas, dependiendo de la temperatura.

            Una vez acabado el trabajo tendremos en cuenta que aunque el barniz este seco al día siguiente para pisar, le falta curación, por lo que tendremos mucho cuidado los primeros días con el trato que demos al suelo, como por ejemplo el movimiento de muebles.

            Tan bien aconsejamos cerrar las ventanas cuando se está aplicando el barniz, ya que nos puede entrar suciedad del exterior. Si se aplica barniz al disolvente ay que utilizar mascarilla de carbono homologada. Y cuando salgamos de la vivienda u obra, conviene poner una cinta de enmascarar debajo de la puerta, para que no entre suciedad del portal.