Publicado: 10 de Abril de 2014

Un lasur es un recubrimiento de acción impregnante que no hace capa, que tiene un acabado "a poro abierto" regulador de la humedad de la madera y que facilita la salida del vapor de agua del interior de la misma.

La madera en exteriores está expuesta a los cambios medioambientales. Para que el protector se adapte a estos cambios, es necesario que entre sus propiedades se tenga en cuenta la flexibilidad de sus resinas. Esta característica le permitirá adaptarse a las variaciones dimensionales de la madera. Esto se consigue con los lasures. La utilización de barnices, por su acabado filmógeno (forma una capa superficial), sólo se aconseja para interiores. El uso de barnices en exteriores lleva aparejado el riesgo de cuarteo y el consiguiente pelado de los mismos. Además de lo anterior, los lasures aportan a la madera protección total.

            En esta ocasión vamos a hablar de un poro abierto de alta calidad y precio muy asequible, lasur Liswood O´satin de la casa Seigneurie. Se trata de un producto satinado con aspecto cera, a base de resinas en dispersión acuosa, que embellece la estructura natural de la madera, es hidrófugo y fungicida, y por su carácter micro poroso deja respirar la madera, protegiéndola contra la intemperie. No posee olor a disolvente y permanece siempre flexible. Decora y protege cualquier soporte de madera, exceptuando determinadas maderas tropicales, y aun estando indicado para el tratamiento de madera en exteriores, se puede aplicar perfectamente en maderas de interior.

            Para la aplicación de lasur Liswood O´satin, primero tenemos que limpiar bien la madera a tratar, si tuviese lasures antiguos, habría que pasarla un papel de lija fino-medio y si fuesen barnices convencionales habría que decaparlos perfectamente ya que sobre estos productos no se pueden aplicar lasures. Cuando la madera tenga restos de resinas, se limpiaría con disolvente de xileno. Posteriormente aplicamos una primera mano de Liswood O´satin, diluido al 5% con agua, y utilizaremos una brocha de cerda natural o un rodillo de fibras cortas. A las ocho horas aplicaríamos una segunda mano sin disolver. En el caso de maderas de exteriores que tuviesen una inclinación inferior a 45º respecto a la horizontal, es más que conveniente aplicar una tercera mano, tan bien sin disolver.

            Lasur Liswood O´satin dispone de una amplia gama de colores que en Pinturas Lagun realizamos con la maquina tintometrica al momento. No aconsejamos aplicar este producto incoloro en exteriores.